lunes, 18 de junio de 2007

*40. Una valija extraviada y un contenido misterioso (ej. 10)



5 comentarios:

Miriam dijo...

Me niego a pensar, es demasiado para mí, imagino cosas aterradoras de una monja en sus aposentos con ese crucifijo... y ese diente pendiendo de un hilo, de dónde lo sacó? Yo conozco a Alejandra X, de cuánto es el cheque?

Sr., lo que ha hecho me gustó mucho, sólo que como ya se habrá dado cuenta, mi silvestres es demasiada.

Saludos!

Xenia dijo...

Hoola!!
Gracias por visitar mi blog!

Pues, extrana valija esa! Es parte de un cuento? tuyo? Me pregunto que haria si me consiguiera un equipaje tan peculiar jeje!

Saludos,
Xenia

Maxi dijo...

Madreee que tal valijazo!!!! yijaaaajajay con el vibrador y la sotana jua juas juassss
Dónde te lo ponés pijo
juaaaaaaa

Visto SAW IV
Saludos,
Maxi

Alberto Chimal dijo...

Saludos desde lejos, 13. Por fin oude visitar. Por si te interesa: me quedo pensando en los contenidos de tu valija, y me gustaría saber un poco más de esa Alejandra premiada: algo que vuelva más particular su condición general de criatura extraña.

Salud.

soy13 dijo...

Miriam: el cheque promedia 5 mil dólares. Cosa más, cosa menos. La valija es un tanto una metavalija y es para espantarse porque día a día, al menos hasta dentro de unos días, es visible para algunos seguidores litearios. Saludos

Xenia: ¡epa! Bueno, tú cuenta, ¿qué harías?, já. De todos modos esta valija es tan singular que sólo cabe en la cabeza de un loco, o de seis, que exista. Saludos

Chimal: Edgar Poe, como bien recordarás, en un cuento habla de la X donde, por debajo de esa marca, hay un tesoro. Esa es la X de AleXandra X, producto anagramático y tentativa ganadora del concurso a menos que haya verdaderos desafíos y ascensos de un pentágono que apenas está poco por debajo de la probable ganadora. Deu!