martes, 29 de mayo de 2007

*19. Una historia contada en cuasi Romance (repentina)

Una mujer voluptuosa magrebí (en Monterrey, México) olvida su bolso en un taxi. Timbra el móvil que lleva dentro, junto a sus pertenencias, y atiende el chofer: te arrepentirás, escucha.

Sigue la historia

continúa

fin

NOTA:
Presiona AQUÍ y lee a la competencia

8 comentarios:

Marilú... dijo...

yaaa??


que tal ahora?


ya casi verdad?

Omar Bravo dijo...

ooorale!!!

muy bueno!


gancho al hígado.

saludos.

Vanessa Soldevilla dijo...

!!:@ Ahora si tengo los cabellos de punta. Una señora se olvida su celular en un taxi y luego se convierte en ¿¿una asesina??
Como dice tu amigo Omar Bravo, orale!!!

Los signos de exclamación son mis cabellitos :S

Rose dijo...

13: La historia me divirtió muchísimo, aplaudo tu trabajo. Lástima que siempre fui maleta en las matemáticas y en eso de contar las sílabas los acentos sumar o restar segun las sílabas etc etc.
Besos.
Ánimo valiente.
Rose.

Rose dijo...

13: La historia me divirtió mucho esta vez. Aplaudo tu trabajo. Lástima que siempre fui maleta para eso de las matemáticas, nunca se me dió eso de contar las sílabas sumar o restar según si es grave, aguda, etc, etc.
Besos.
Ánimo, valiente!
Rose.

E. Franco dijo...

7 x 30 = 210
2+1+0= 13
Soy13, gran ejercicio romancero. Lo más interesante fue la conexión entre desiertos: de Marruecos al Norte de México y entre ellos una rosa... y asesina.

Por cierto ¿por qué escribir? porque una vida no basta, habrá que crear una nueva, o muchas.

¿Para que sirve?

Cuando a Borges se le cuestionó sobre la utilidad de la poesía respondió con más preguntas ¿para qué sirve un amanecer, el aroma del café, una caricia? Sirve para vivir, para la emoción.

Saludos, pásala bien en NY

soy13 dijo...

Marilú, ¿qué te pareció? :)

Omar Bravo y Vanessa Soldevilla: gracias por el ÓRALE solidario. Creo, como Omar, que lo del gancho al hígado es cierto. Vanessa: es correcto, una dama asesina por el capricho de husmear sus pertenencias.

Rose: de todos modos esta historia, en términos de medición, es irregular. Por eso es un cuasi romance, pero qué mejor que te divirtió. Beso

E.F.: me gustó la aritmética de farsa -y así debe ser para estos versos que se escanden espontáneamente y sin ninguna matemática, o sólo la sensual, la que se siente. Diría que es una medición al tanteo, pero con cierta lógica.

Agrego: escribir, la razón: al escribir, agrego, "todo sucede por primera vez" (JLB), pero para mi escribir es demostrar que existo fuera de mis funciones vitales y fisiológicas. Bastaría decir que la acción es obvia y tautológica e inevitable. Escribo para darle sentido a las cosas.

Mercedes dijo...

Eso es algo asi como los enredos en los cuales nos envuelve la tecnología...
lo impersonal y frío del misterio cautivante.
Un abrazo!